Hola!! Hace poco estuve en Miami solo por un fin de semana, esos viajes de relax y compras que haces con tu familia, lo pase genial y les quiero compartir todos los detalles por si se animan algún día a visitar esta hermosa ciudad.

Antes que nada quiero contarles un secreto, Yo no manejo!! Decidí que aprendería en el 2016 pero por ahora manejar me aterra con locura y en el viaje estuve con mi amada madre y mi hermana que les estresaba un poco  la idea de manejar en otra ciudad , así que contra toda recomendación de alquilar un carro decidimos no hacerlo y manejarnos con otras alternativas ;)

Si optas por esta opción te recomiendo buscar antes los lugares que deseas visitar y ver un hotel que esté cerca de todo, yo me hospede en la avenida Collins que es súper cerca de todo y estaba a tan solo 3 cuadras de la playa ;)

El primer día fuimos directo a caminar por la lIncoln Road, es el lugar perfecto para recorerrlo a pie comprar muchas cosas lindas y comer delicioso, más que nada que mejor manera de empezar un fin de semana que con un par de compritas que te animen el día.

El sábado fuimos a vistar un mercado independiente en Bayside, es muy distinto de las tiendas que ves en Lincoln road, pero si buscas con paciencia encuentras detalles súper únicos que seguro harán resaltar mejor tu look, la siguiente parada fue los Jardines Vizcaya, tomamos el tren que nos dejaba en este hermoso lugar, nos habían hablado mucho de este sitio, es una verdadera joya arquitéctonica en Miami, tiene detalles de un verdadero palacio.

Es muy lindo recorrerla y pues aprovechar y relajarte un poco y solo disfrutar de su arquitectura.

Más tarde ese día aprovechamos para de regreso comer algo en la Little Havanna, y disfrutar de lo pintoresco del lugar, inmediatamente corrimos a la que fue mi parada favorita el Design distric, lo único que puedo decir es que lo recorran lo que más puedan y disfruten de ese increíble sitio

Me llené de muchas ideas para mis outfits solo observando las paredes .

Y solo para consentirnos un poco más, hicimos  reservaciones para cenar en la Cote, un restaurant dentro del hotel Fontainebleau.

 

Finalmente el domingo decidimos relajarnos en la piscina , pasear  un rato por la playa, comer algo un poco más ligero en Ocean Drive recorrer algunas de sus tiendas para hacer unas últimas compras  y tomar unos cocteles para celebrar y despedirnos de este fin de semana tan increíble.